fbpx

A estas alturas del año muchas organizaciones estarán preparando sus Memorias de Sostenibilidad de 2013, sobre su desempeño en lo que se refiere a Responsabilidad Social Empresarial. Otras no lo habrán considerado y otras no sabrán de qué les estamos hablando.

Pero cuando se les pregunta sobre cómo ha ido la relación con sus trabajadores, con sus proveedores, su compromiso con el medio ambiente, con iniciativas locales sociales, culturales o deportivas… se constatan muchas buenas prácticas en su haber. Cada día son más las empresas comprometidas con la mejora continua en relación a sus grupos de interés, las que mejoran día a día su servicio al cliente, o son más sensibles a sus demandas y expectativas con la eficiencia en sus procesos.

Todas estas acciones positivas, o buenas prácticas, a menudo no son reportadas, ni forman parte de un Plan de Acción aunque reviertan en una mejor reputación de la PYME, no forman parte de su estrategia y, por tanto, no se analizan sus efectos y beneficios sobre ésta.

El propósito de una Memoria de Sostenibilidad es dar cuenta de nuestra apuesta por la mejora, por ser más permeables a nuestro entorno, a nuestros grupos de interés (clientes, proveedores, trabajadores, propietarios, comunidad, medio ambiente…) y nos pone en ruta hacia la excelencia. Existen estilos y propuestas diversas para elaborar una Memoria de Sostenibilidad que evalúe nuestra triple cuenta de resultados (económica, social y medioambiental). No obstante, si queremos que nuestra Memoria pueda ser contrastada y comparada con otras, debemos acudir a herramientas estándares.

El más conocido y utilizado de los estándares es la Global Reporting Inititative (GRI). En mayo de 2013 se publicó la cuarta versión de Guía para la elaboración de Memorias de Sostenibilidad: Versión G4Aquí puedes visualizar y descargarla completa.

Esta guía se aborda desde los principios de la Triple Cuenta de Resultados o Triple Balance, pero no sólo contempla indicadores como ediciones anteriores. En esta se tienen en cuenta aspectos propios de la naturaleza, tamaño y ámbito de acción de la organización. Permite a las empresas que la utilizan para la elaboración de su memoria, que vayan adaptándola a sus características y así medir los resultados en las dimensiones económicas, sociales y medioambientales de su negocio. Otro atributo de la Guía es que permite que las organizaciones la implanten de forma progresiva, con lo que la Memoria va mejorando año a año con el desempeño de la organización.

Y ahora ánimo, a elaborar vuestras Memorias de Sostenibilidad 2013, que de paso os servirán como punto de partida para vuestro Plan de Acción 2014.

Te puede interesar

Hosting SSD Wordpress
Shares
WhatsApp chat

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar