Toda empresa (por muy pequeña que sea) o autónomo que afronte la tarea de crear un negocio, tiene que empezar por elaborar un plan de acción para llevar a cabo su idea, no dejando nada al azar y estudiando hasta el más mínimo detalle; es decir, necesita un plan de marketing, un modelo de desarrollo de negocio.

En una charla ofrecida en el seno del Colectivo Mancha Centro Innova, en Alcázar de San Juan, Thais García, que durante varios años fue la responsable de marketing de COLIBRIS Openpartners, estableció una serie de preguntas necesarias antes de afrontar el reto de desarrollar una idea de negocio. Y ahí, a la hora de responder esas preguntas, puede que sea necesaria la intervención de una consultoría en desarrollo de negocio, profesionales que pueden ayudarte en tu camino hacia el éxito, porque tal y como dijo Thais en su intervención, “si queréis ir rápido, iros solos… pero si queréis llegar lejos, iros con gente”.

Para dar luz a una idea, lo primero es establecer qué sabes hacer mejor, conociendo si el producto o servicio que ofreces es nuevo o es una nueva forma de algo ya existente. A partir de aquí, tienes que responder a las siguientes preguntas claves:

  • ¿Puedo venderlo? Hay que saber si van a pagar por él, estableciendo las características y la diferenciación.
  • ¿Dónde y a quién lo voy a vender? Zona geográfica, cliente objetivo.
  • ¿Cuál es mi competencia? Qué hace y cómo lo hace.
  • ¿Puedo mejorar mi producto? Personalización, adaptación a las necesidades del mercado.
  • ¿Qué necesito para empezar? Productos materiales, financieros e intangibles.
  • ¿Qué puedo hacer en caso de fracaso? Identificar alternativas: otras formas de entrada al mercado, nuevos métodos de financiación, otras posibilidades de negocio.

Las respuestas a todas estas preguntas te permitirán desarrollar bien tu negocio, aunque no hay que olvidar que eso es solamente el comienzo, porque la mejora debe ser continua. Por ello, en palabras de Thais García, “no te fijes en lo que estás acostumbrado a hacer, fíjate en lo que no has hecho nunca”. Esos métodos de mejora pueden ser:

  • Hacer un uso más sencillo.
  • Facilitar el uso, agilizar su disposición.
  • Cambiar algo del producto, ya sea añadiendo o quitando.
  • Unirlo a otros beneficios, ampliar la plusvalía.
  • Mejorar la calidad de vida, la comunicación o el respeto a la naturaleza.

Y no olvides esta sentencia: “El éxito en los negocios es la combinación de: haz lo que haces mejor y haz más de lo que haces” (David Joseph Schwartz).

Para terminar, si este artículo te ha resultado interesante, puedes contribuir a su difusión compartiéndolo en las redes sociales o dejándonos algún comentario. También puedes suscribirte a nuestro boletín, a la derecha de este artículo, para recibir una newsletter mensual con todos los post del blog (y alguna sorpresa más).

Te puede interesar

Shares
WhatsApp chat

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar