El retargeting o remarketing es una estrategia de marketing online que consiste en mostrar anuncios a usuarios que previamente hayan interactuado con nosotros a través de una visita a nuestra página web, tienda online o un email. Es un tipo de publicidad bastante efectiva, ya que esos usuarios tienen de antemano una ‘percepción positiva’ de nuestra empresa.

Una definición más técnica del concepto de remarketing podría ser: “El uso de un código que permitirá que un tercero reconozca a usuarios concretos fuera del dominio donde se registró ese código/cookie”. Es decir, que si limpiamos la cookies dejará de funcionar.

Cómo funciona el retargeting o remarketing

Un ejemplo típico del proceso de retargeting podría ser: Un usuario hace una búsqueda en Google, y bien porque accede a nuestra web a través de un anuncio de Adwords o porque estamos bien posicionados en ese buscador, este usuario accede a nuestro sitio web. Una vez que ha entrado, gracias a un código (también llamado píxel) implementado en nuestra web, dejamos una cookie en el navegador del visitante y en el momento que abandonan nuestro sitio web y visitan otra web que permita publicidad de terceros, verán un anuncio de retargeting de nuestros productos o servicios en ese otro sitio, con lo que conseguiremos de nuevo su atención, haciendo mucho más probable que regrese a nuestra web para informarse mejor o cerrar una compra.

El retargeting o remarketing se implementa a través de un código que nos proporcionará el medio digital (Google, Facebook, Twiter, etc.). Instalaremos este código (o píxel) en nuestro sitio web. Y una vez que lo tengamos implementado, este código irá almacenando las visitas que tenemos en nuestra web. Después, en la campaña de publicidad online que montemos, en la segmentación, seleccionaremos a este público objetivo.

Retargeting

En los ecommerce resulta muy efectivo el retargeting, ya que se pueden cerrar muchas más ventas cuando se consigue atraer de nuevo al sitio web a un potencial cliente, de una manera no intrusiva, que es como lo consigue el remarketing. Dirigirnos a un visitante que ya conoce la marca aumenta significativamente las posibilidades de conversión. Si ese visitante aún se encuentra valorando la compra, el retargeting será un método muy eficaz para hacer que regrese de nuevo, aumentando las opciones de cierre de la venta.

Cómo utilizar el retargeting de manera más efectiva

  1. Diseño de gráficas y banners con objetivos específicos: Los banners de retargeting tienen mejores resultados cuando se diseñan de forma personal y directa. Un banner genérico funciona bien para dar a conocer tu marca y tu oferta, pero uno para una campaña de retargeting tiene que ir más allá. Si el visitante de tu web se ha interesado por el producto o servicio, lo normal es que la campaña de retargeting para ese visitante le muestre banners del mismo producto o servicio, en ningún caso de productos o servicios que no tienen relación o no han visitado.
  2. No debemos abusar del retargeting: A nadie le gusta sentirse acosado. Ver algunos anuncios de la marca funciona muy bien, pero si los exponemos constantemente con banners por todas partes corremos el riesgo de molestarlos o lograr que se cansen de nuestra marca. Es mejor asignar un presupuesto a lo largo de cierto tiempo con exposiciones de manera moderada, en lugar de invertir mucho de dinero en un corto periodo de tiempo.
  3. Tiempo a las campañas: En las campañas de retargeting sucede algo similar como con las campañas de PPC. Funcionan mejor a medio y largo plazo, porque las podemos optimizar y ajustar los anuncios para lograr tasas de conversión más altas con un menor coste por clic. Las campañas de retargeting suelen funcionar mejor tras los primeros meses de optimización. La razón número uno es que en un periodo de tiempo más prolongado serás capaz de disponer de un público más amplio. Recuerda que tu público objetivo son los visitantes que ya han visitado tu página web y recibieron la cookie. En segundo lugar, es conveniente dispersar tu esfuerzo en un periodo de tiempo más largo para evitar la excesiva saturación de tu audiencia, como se mencionó en el punto anterior.

Conclusiones

En definitiva, el retargeting puede ser muy eficaz. Si queremos buenos resultados es importante dedicar tiempo y recursos a las campañas publicidad online. No existe una receta mágica para lograr el éxito en las campañas de retargeting, pero los resultados y el retorno de la inversión pueden ser realmente significativos para tu marca.

Por último, si este artículo te ha resultado interesante, puedes contribuir al conocimiento compartiéndolo en las redes sociales o dejándonos un comentario. También puedes suscribirte a nuestro boletín, a la derecha del artículo, para recibir una newsletter mensual con todos los post del blog (y alguna sorpresa más). Y si necesitas ayuda para la gestión de campañas de retargeting o Google Adwords, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y el Departamento de Marketing te atenderá gustosamente.

Te puede interesar

Únete a la comunidad

Únete a la comunidad

Apúntate y recibe nuestra newsletter mensual para potenciar tu negocio en Internet.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar