En estos últimos días están saliendo a la luz numerosos casos de ciber-ataques, sobre todo suplantando la identidad de organismos públicos como pueden ser Correos o la Agencia Tributaria. Así, voy a dedicar este artículo a analizar los problemas que tienen las empresas y pymes que trabajan constantemente con Internet. Aquí están los pasos para evitar un fraude en Internet.

Para comenzar, voy a explicar algunos términos de los que tanto se hablan:

  • Virus / Antivirus: Los virus informáticos son programas que principalmente se desarrollaban en los 80 y 90, aunque la actualidad llamamos así a todos los programas maliciosos que se instalan en nuestros ordenadores “sin permiso” o que hacen cosas que no queremos que hagan. Los Antivirus son unos programas que intentan evitar que nuestro ordenador tenga virus. Estos programas, en su mayoría de pago, intentan evitar que los virus y similares entren en nuestro sistema, pero evidentemente siempre van por detrás de los que programan los virus.

  • Firewall: Es una máquina o un software instalado que permite o no conexiones en nuestra red según una serie de preceptos. Por ejemplo, si en nuestra red empresarial utilizamos solo el correo para comunicarnos, solo debemos tener abierto los puertos y aplicaciones de nuestro correo, así si intentan entrar por otros canales se encontrarán las puertas cerradas gracias al firewall. Según las necesidades de configuración necesitaremos una máquina específica o un simple software en cada ordenador.

  • Ciber-Ataque: Es un ataque realizado a través de la red de Internet y cuya función es conseguir algo de la víctima. Los más conocidos son los ataques de phising y los de denegación de servicio o DDOS, que hacen inútil un servicio web.

  • Phising: Es un tipo de fraude informático que se basa en la suplantación de identidad de páginas web o correos informáticos, por lo que engañan a sus víctimas haciéndose pasar por un conocido pidiéndoles información. Estos delitos son los más peligrosos ya que normalmente se hacen pasar por bancos y administraciones públicas solicitando información, generalmente, de cuentas bancarias.

Un Caso de Phising últimamente utilizado en España y con afectados directos en Albacete es el caso de Correos. En este caso el atacante envía emails masivos a multitud de empresas y consiguen engañar al destinatario, llamando a la gente por su nombre, suplantando la imagen y los colores corporativos de Correos. Te indican que tienes una certificado urgente pendiente de revisar para que pulses en un enlace, y al hacerlo, si tenemos en nuestro ordenador un windows sin protecciones adecuadas, nos cifran los datos importantes y no podemos acceder a ellos, una acción que puede significar graves pérdidas para las pymes. A partir de ahí, si no tenemos copias de seguridad, prácticamente podemos dar la información por perdida, aunque los atacantes nos indican cómo hemos de pagar para ‘rescatar’ los datos.

1.- Seguridad en Internet

La Seguridad en Internet se caracteriza por establecer las normas y reglas permitidas, añadiendo además todas aquellas que deberían ser denegadas para que los usos requeridos por nuestra red, página web y demás servicios de Internet funcionen como queremos. De esta forma, los servicios de nuestra red no pueden ser modificados por usuarios sin dichos permisos o reglas. En definitiva, para establecer una buena seguridad de nuestra rede, debemos realizar un estudio de las características y situaciones cotidianas que necesitamos para un buen uso de Internet.

2.- Medidas principales

  • Utiliza la lógica.
  • Si notas algo sospechoso, no lo abras. Por ejemplo, si al emisor no lo conoces, el idioma no se corresponde, hay errores gramaticales…
  • Un banco y la administración NUNCA nos envía un mensaje para recuperar la contraseña sin que lo hayamos pedido nosotros.
  • Hacer SIEMPRE copias de seguridad de vuestros datos.
  • Poner medidas de seguridad pasivas (antivirus, firewall, antispam…).

3.- Mantenimientos web

Si nuestra información en Internet es cambiante o nuestro negocio depende de ello, no podemos quedarnos solo en soluciones pasivas porque cada minuto cuenta, ya que si nuestro negocio falla, perdemos dinero. Para esto, lo más recomendable son los servicios de mantenimientos activos, monitorizados por informáticos que garanticen un control más exhaustivo del uso de nuestra web, red o sistema informático.

Al igual que si en nuestro negocio tenemos un servicio de vigilancia, alarmas y seguros, en el mundo digital también se deben contratar si nuestro negocio vive de ello. ¿Te preocupa la seguridad? Contacta con nosotros sin compromiso. Para acabar, te recuerdo que si este artículo te ha resultado interesante, puedes contribuir al conocimiento compartiéndolo en las redes sociales o dejándonos algún comentario. También puedes suscribirte a nuestro boletín, a la derecha de este artículo, para recibir una newsletter mensual con todos los post del blog (y alguna sorpresa más).

Te puede interesar

Shares
Únete a la comunidad

Únete a la comunidad

Apúntate y recibe nuestra newsletter mensual para potenciar tu negocio en Internet.

¡Te has suscrito correctamente!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close